Editorial: La poda: definición básica de un buen potencial productivo.

Editorial: La poda: definición básica de un buen potencial productivo.

El periodo de  caída de hojas en las plantas de cerezo marca el inicio de una de las etapas mas importantes en el ciclo de esta especie, como es el período más profundo de latencia invernal, y en donde las estructuras reproductivas se resguardan para poder soportar de mejor manera el frio del invierno y eventos climáticos como heladas y lluvias que se producen en esta época.

La dormancia es un proceso fisiológico continuo que es temporada tras temporada, y es la mejor época además para la realización de una labor fundamental como la poda de renovación y regulación de carga, tanto para huertos que se encuentran en formación y para aquellos que ya se encuentran en producción.

Se habla mucho de cómo enfrentar esta importante labor, del “tecnicismo asociado”, de la “intensidad” de la poda o simplemente de qué herramientas de información son las correctas para obtener una maximización en la producción durante la temporada en los casos de huertos productivos y de cómo se obtiene una estructura equilibrada y optima para la formación de los huertos nuevos.

En este último caso se tiene como “eje” principal, en el sentido más contextual de la palabra, la perfecta formación y/o distribución de ramas en la planta, sin importar el sistema de conducción, ya que es en esta fase inicial es cuando se decide gran parte del potencial productivo de un huerto de cerezos. Estoy seguro de que el mayor desafío de los proyectos de plantación de cerezos hoy es poder formar el huerto dentro de un nivel de excelencia. Luego de esto, el proyecto está  destinado a producir fruta. La cantidad y la calidad de este potencial ya es parte del análisis permanente según el objetivo propuesto; y la necesidad en la operación de cosecha es tema asociado también a este potencial en cuanto a lo atractivo que es el proyecto a la mano de obra, no hablando de sistemas de conducción mas fáciles o difíciles, sino de cantidad y calidad de fruta disponible.

Dada la importancia que tiene la poda en las especies frutales es muy necesario poder tomar toda la información técnica como son datos climatológicos, condición sanitaria del huerto, nivel de carga productiva de la temporada, entre muchos factores que se deben tomar en cuenta para determinar a ciencia cierta la forma de poda y cómo ésta afectará o beneficiará según los objetivos productivos y la viabilidad del proyecto.

Es esencial tomar todas las consideraciones al momento de realizar esta labor, en un sentido de mejora continua, concepto que muchas veces no está bien arraigado en la industria frutícola pero que desde mi punto de vista debe entenderse como la capacidad de reinventarse, en donde tanto como los que hacemos fruticultura, tanto como los técnicos y productores tienen mucho que decir al respecto.

Compartir

Noticias Relacionadas

ADAMA, líder mundial en protección y nutrición de cultivos, establece una nueva asociación estratégica a nivel local en Chile con Innovak Global en Chile, líder en bioestimulación desde la raíz.
Ante un 2024 de contrastes climáticos, ¿cómo se prepara Chile para enfrentar las heladas que amenazan sus cultivos más valiosos?
Compartir

Otras noticias

ADAMA, líder mundial en protección y nutrición de cultivos, establece una nueva asociación estratégica a nivel local en Chile con Innovak Global en Chile, líder en bioestimulación desde la raíz.
Ante un 2024 de contrastes climáticos, ¿cómo se prepara Chile para enfrentar las heladas que amenazan sus cultivos más valiosos?
La gira fue encabezada por Carolina Palma, Business Development & Marketing Manager de Aminochem.
Expondrá Carlos Tapia, asesor especialista en producción de cerezas.
Al seminario asistieron alrededor de 150 personas, entre productores, asesores y empresas auspiciantes.